blog-img

Capacitaciones en idiomas: ¿Cuánto valor aportan?

Si analizamos el mercado actual en relación con los idiomas, podremos ver varias tendencias transversales a muchas industrias, rubros u organizaciones. Esto se debe a que en el mundo de los negocios el manejo de idiomas, especialmente el inglés, es una competencia de importancia estratégica para empresas, ya que permite el acceso a mercados internacionales, la contratación de equipos o proveedores en el exterior y el acceso a capacitaciones de alto nivel cuya disponibilidad se ha visto facilitada gracias a la explosión del e-learning durante la pandemia. 

Entonces, para mantenerse al mismo nivel de los competidores, el inglés ha dejado de ser un beneficio de grandes empresas multinacionales, para convertirse en una necesidad para muchísimas pymes y pequeñas organizaciones. 

Sumado a esto, en algunos rubros como por ejemplo el IT, los ejecutivos y profesionales han cambiado la fidelidad a la empresa por el trabajo constante en su perfil profesional. Los idiomas suman valor a su profesión, y por lo tanto capacitar talentos es un beneficio básico para retenerlos o contratarlos. 

BENEFICIOS DE CAPACITAR EN IDIOMAS 

Para empezar, es un capital que se traduce a la línea de resultados de la empresa. Contar con personal bilingüe y capacitado nos permite ser proactivos y estar preparados para las oportunidades de negocios que puedan surgir en el exterior. 

Dado que puede extenderse a todas las áreas, desde managers hasta operarios, es posible tener equipos profesionalizados en cada parte de la cadena de valor comercial y productiva. 

Considerando que en Argentina y muchos países de latinoamérica existe una falencia educativa estructural en los niveles medios y superiores en lo que respecta al idioma inglés, se hace cada vez más difícil para las áreas de capital humano encontrar recursos ya calificados para cubrir posiciones que necesiten manejo de idiomas. Con esta realidad, la capacitación in-company es inevitable si se quieren lograr los objetivos de internacionalización. 

El relativo bajo costo y las múltiples metodologías que pueden adoptar las capacitaciones, principalmente en estos días con las modalidades virtuales hacen que la implementación y su gestión sean simples y accesibles. 

Por último, un buen manejo de idiomas abre puertas a otras capacitaciones, permite el acceso a información de última generación y el intercambio de conocimientos con proveedores y clientes. 

Entonces, si los beneficios de capacitar son tantos y tan variados, ¿por qué sentimos que organizar capacitaciones en nuestra empresas puede ser una tarea abrumadora? 

DESAFÍOS A SORTEAR EN LAS CAPACITACIONES EN IDIOMAS 

Uno de los principales desafíos con los que se encuentran los departamentos de formación es la falta de compromiso de los participantes. Esto es bastante frecuente, no hay que alarmarse, pero sí podemos evaluar las razones más comunes por las cuales puede haber pérdida del interés: 

Falta de motivación: esto puede deberse a objetivos no alineados, es decir, disparidad entre lo que la empresa o el puesto necesitan y lo que la capacitación aporta. 

Horarios incompatibles: muchas veces las capacitaciones se organizan en horarios imposibles de sostener ya sea porque interfieren con las actividades y tareas diarias o porque representan una carga extra al horario laboral. 

Grupos mal armados: en el afán de reducir la cantidad de grupos de estudio, muchas empresas cometen el error de juntar niveles, intereses u objetivos dispares, lo que lleva a una rápida desmotivación de los involucrados al no ver sus necesidades satisfechas. 

¿CÓMO ARMAR UNA CAPACITACIÓN QUE APORTE VALOR? 

En resumidas cuentas, es necesario poder insertar la capacitación dentro de la vida natural de la empresa, de manera que no genere conflictos en el trabajo diario, así como también hacerlo de forma planificada para no generar un impacto negativo en las tareas y horarios de los participantes. 

Es necesario entender que las capacitaciones suman a todas las partes, a las empresas para internacionalizar su staff y a los profesionales/ participantes que ven su capital de conocimiento ampliado. 

Por ende, resulta clave seleccionar un proveedor que pueda brindarnos acompañamiento constante, con programas flexibles que puedan adaptarse a la realidad de la empresa, la industria y los puestos de trabajo. Encontrarás más info sobre cómo elegir un proveedor de idiomas en este link

Si tenemos en cuenta todos estos tips y por sobre todas las cosas intentamos empoderar a los participantes en la soberanía de la construcción del conocimiento a través del diálogo continuo, que permita consensuar las necesidades y de esta manera poder asegurarnos mayor compromiso y participación, veremos incrementada no sólo la motivación de ver los objetivos logrados, sino también los resultados aplicados a la cadena de valor de la empresa.